DIFERENCIAS GENERACIONALES: 10 ERRORES TÍPICOS DE NUESTROS PADRES

Las cosas han cambiado y las diferencias generacionales cada vez son mayores. Lo que estaba bien o era correcto hace 30 o 40 años, ya no lo es.

Te damos 10 ejemplos de esto, aunque seguro que se te ocurren muchísimos más.




  1. Búscate novi@ pronto, que sino te vas a quedar sol@ para toda la vida: Quedarse soltero en el siglo XXI ya no es ningún crimen. Incluso es algo divertido, envidiado por algunos y y un concepto de vida muy“moderno”.
Los divertidos “singles” de hoy han sustituido a los amargados “solterones/as” de antes.

  1. Deja de salir, que ya tienes X años: Mis padres nunca se han dejado de sorprender por esto. Generaciones anteriores piensan que hay una franja de edad para salir por las noches, y que una vez pasada, no se puede salir.
Parece que piensan algo así como que sólo se puede salir desde los 18, hasta los 25. No es cierto, cada vez gente de más edades sale a divertirse.


  1. Estudia una carrera y así nunca te faltará trabajo. Elige una carrera segura, una carrera “de futuro”: Mentira y gorda. Hoy en día da bastante parecido que seas médico o filósofo, las posibilidades de encontrar trabajo (y mantenerlo) son casi las mismas.
Antes se pensaba que si tú tenías un título universitario, podías optar también a trabajos que requirieran menor cualificación. 

Pues no es raro encontrar camarer@s y dependientes licenciados, pero tampoco es extraño que “nos tiren” en las entrevistas, y nos digan que estamos "sobrecualificados" para el trabajo (palabras textuales que se atrevieron a decirme).

Creo que somos la primera generación que en vez de engordar el currículo, lo adelgaza. Yo tengo dos y últimamennte he tenido más éxito con el segundo, en el que sólo tengo bachillerato.

  1. Sácate unas oposiciones y vivirás como un rey: Cada vez está más crudo. Antes podía ser una buena idea, pero hoy en día ya no lo es tanto. Las exigencias en concursos y oposiciones se han incrementado en un 300% (al menos en Euskadi, hablo de primera mano), y las ventajas de estos puestos han disminuido bastante, todo esto gracias a la crisis.
Los “peces gordos” de la administración se han convertido en "Reyes de Reyes", y las escalas más bajas, no dan abasto. A trabajar más, a cobrar menos, a tener menos días de vacaciones, y encima, a tener que aguantar a todas esas personas simpáticas a las que atiendes, diciéndote cada dos por tres: ¡¡Qué bien viven los funcionarios!!(en esto también hablo de primera mano).

  1. Si te piden 100 en el trabajo, haz 200. Esfuérzate y serás recompensado: Me parto de risa con esto (por no llorar). Yo lo intenté cuando todavía era joven e inexperta. Mucha gente lo intentó, pero nada. Si das más, cada vez te pedirán más, (y así hasta el infinito y más allá), y no te preocupes porque para lo bueno nadie se acordará de ti. Se acordarán del cuñado del jefe, que es medio analfabeto, pero con mucha iniciativa (y parentesco).
  1. Ten un hijo pronto, porque sino cuando sea joven tú ya serás muy viej@: En mi vida hubiera sido una total irresponsabilidad haber tenido un hijo “joven”. Paso de los 30 y “sigo siendo joven”, pero para el tema de los hijos no. ¡Qué pesadez con esto, de verdad! Que manía de hacer cuentas al futuro del estilo de : cuando tu hijo tengo 20 años tu pasarás los 50 y serás viej@. Mi límite de edad por motivos ajenos a mis deseos son los 40.
Bueno que sepa todo el mundo, que la juventud se ha alargado, y que hoy en día se es joven hasta los 90 años (o más). Por desgracia la “edad del pavo” también se ha alargado bastante.

  1. Cómprate una casa, no tires el dinero en alquilar algo: Bueno esto lo he tenido que escuchar, más de mil quinientos millones de veces a lo largo de mi vida. Una vez más, haber comprado una casa en mi caso, hubiera sido una irresponsabilidad.
Ahora si, ahora tengo una casa en propiedad, pero sigo teniendo el problema de...¿qué pasará si me tengo que ir a vivir a X sitio por curro? Pues no lo sé, como nada es seguro y nada es para siempre... pues ver venir.

  1. Se le coge antes al mentiroso que al cojo. Hay que ser honrado e ir siempre con la verdad por delante: Uno de los refranes favorito de mi madre. Antes pensaba que no le faltaba razón pero la verdad es que últimamente, viendo cómo funciona la justicia en este país, tengo mis dudas. No respecto a la parte que dice que tenemos que ser honrados, sino en la parte de que a los mentirosos y farsantes se les pilla. Viendo lo visto, pues no.

  1. Come, y come todo lo que puedas, porque comiendo mucho estarás sano y bien alimentado: En esta nueva sociedad comer mucho no es sinónimo de comer bien, y alguien gordo no es indicador de buena salud. Antes se pensaba que las comidas opulentas eran sanas, que un cuerpo con kilos de más era mejor que uno con kilos de menos.
Vivimos en una de las épocas con mayor tasa de obesidad de la historia, y hemos acostumbrado a nuestros cuerpos a consumir bastante más alimento del que necesitamos. ¿Quién podía pensar hace 30 o 40 años que hubiera niños a dieta por prescripción médica?


  1. No tengas novi@ hasta que no estés seguro de que es la persona adecuada: Antes estaba mal visto haber tenido muchas parejas y que ninguna hubiera “cuajado”. Recordemos que la gente se casaba sin haber convivido nunca antes, y sin haber hecho otras cosas juntos antes(...). Ahora esto se ha convertido casi en una competición con nosotros mismos, cuanto más nos conozcamos mejor. Y si la relación no “cuaja”, no pasa nada, nos haremos “singles” y a vivir. Total ¿no somos jóvenes hasta los 90...?