20 TRUCOS PSICOLÓGICOS QUE TE AYUDARÁN EN TUS RELACIONES PERSONALES

Todos queremos gustar y caer bien a todo el mundo, pero a veces no es posible

Estos trucos te ayudarán a conseguirlo o al menos a suavizar la relación. La forma que tenemos que relacionarnos con los demás y nuestra expresión corporal dicen de nosotros mucho más de lo que nos pensamos. Saber manejar nuestra actitud y expresión y la de los demás es la clave para conseguir nuestros propósitos.




1.     Usa una frase hecha o una palabra que no se use mucho mientras hablas con esa persona. Observa si la vuelve a repetir, si lo hace, vas por el buen camino.

2.     Si quieres ganar en credibilidad, puedes probar a decir que lo que dices lo has leído en algún libro o periódico. Si dices que lo has visto en la televisión la credibilidad no es la misma. La gente se fía más de los libros, aunque no lean nunca.

3.     Si quieres llamar la atención de una persona entre la multitud, mírala. Aunque esté muy lejos, mírala  y conseguirás que se gire y te mire. Es fácil establecer contacto visual simplemente mirando a alguien.



4.     Si mientras hablas asientes con la cabeza, es posible que las personas que te están escuchando también lo hagan. Los estás llevando a tu terreno, buena estrategia y muy usada en los negocios.

5.     Cuando alguien te llama por tu nombre en una conversación, significa que le importas y que le gustas.

6.     En las reuniones de trabajo, procura sentarte junto a tu oponente y no frente a él. La posición que adoptes en la mesa está relacionada con el grado de confrontación.



7.     Cuando tengas que estudiar algo, para saber si lo dominas realmente, intenta exponérselo o explicárselo a alguien. Si lo consigues, está dominado.

8.     Si buscas ayuda, pídela diciendo que “la necesitas”. Te ayudarán por educación.

9.     Si tienes que pasar entre la multitud, ayuda bastante caminar con la vista fija en el punto al que quieres llegar. La gente suele responder a eso apartándose.



10. En las discusiones no se suele recordar lo que se dice, ni las palabras. Se recuerda lo que se siente cuando te hablan. Para bien y para mal.

11. Si manifiestas alegría al ver al alguien, la otra persona corresponderá de igual manera.

12. Si quieres ganar una discusión, debes hablan en voz baja, calmada y despacio. La otra persona es posible que pierda los papeles y haga todo lo contrario. Se sentirá decepcionado con su actitud y tú habrás ganado.

13. Si quieres avanzar en tu relación con alguien, pídele que te hable de él, pregunta y deja que te cuente cosas. Y escúchale.

14.  Si al acercarte a un grupo, las personas no giran sus pies hacia ti, significa que no quieren que te unan a la conversación.



15. Si alguien te dice algo que no te gusta, la mejor opción es darle la espalda y mantenerse en silencio, así harás que se sienta incómodo.



16. Si pides ayuda y te dicen que si, o si explicas una idea y gusta, cállate. Porque si sigues hablando, lo estás haciendo de más y es posible que la otra persona cambie de opinión.

17.  Si intentas mantener una conversación con alguien y no fluye, espera. Quédate callado. Está comprobado que el silencio es muy incómodo, y seguro que la otra persona termina hablando.



18. Recuerda que la risa y las sonrisas son contagiosas. Úsalo a tu favor.

19. Si quieres influir en alguien de forma positiva a tu favor, hazle decir muchas veces la palabra “si” y al final terminará diciéndola en lo que te interese.

20. El cansancio nos hace bajar la guardia y nos quita las ganas de discutir y debatir. Es un buen momento para negociar.

Búscame en las redes sociales:
O encuéntrame en mi web: